Carburando

Argentinos en el exterior

La verdad sobre la prueba de Canapino en IndyCar

El arrecifeño dejó una grata impresión. ¿Por qué los tiempos no muestran la realidad de su primer test en Sebring? Enterate en este informe de las pruebas...

La verdad sobre la prueba de Canapino en IndyCar
La verdad sobre la prueba de Canapino en IndyCar

Agustín Canapino mostró su enorme talento y dejó una grata impresión en su primera prueba arriba de un IndyCar, en Sebring. Los tiempos de vuelta muestran una información parcial de un test que si bien no tenía como objetivo el resultado en los cronómetros, estaba claro que muchos estarían pendientes de ver la performance de uno de los grandes pilotos argentinos arriba de uno de los autos más extremos del mundo.

Los tiempos de vuelta marcan una diferencia de casi un segundo y medio (1s4/10) con respecto al más rápido del día, el experimentado Tom Blomqvist (reciente campeón de IMSA, ex F3, DTM, Fórmula E, GT3, entre otras), a 1s1 del ex piloto Red Bull en F2 Juri Vips, a 1s del piloto de Fórmula E Jake Dennis y a 0s7 de Marcus Armstrong (corrió en 2022 en F2).

El propio Canapino se bajó del monoposto del Juncos Hollinger Racing feliz por su resistencia física, satisfecho por el objetivo cumplido de completar una jornada con más de 100 vueltas en un circuito exigente.

Sebring es el único escenario habilitado por IndyCar para los test. Para el equipo es una buena plataforma de desarrollos para circuitos callejeros como St. Petersburg y Toronto. Canapino saltó a la pista con solo pruebas en el simulador donde fue 8/10 más rápido que el piloto titular del equipo Callum Illot.

Y en el circuito de la Florida, según la telemetría del equipo, el arrecifeño también fue más veloz que el ex piloto de la Academia Ferrari en cuatro curvas distintas.

Los equipos con motores Honda que probaron el mismo día que el Juncos Hollinger Racing (único propulsado por Chevrolet) faltaron a un código implícito de no utilizar el “Push to Pass” en los tests. Eso desvirtuó la medida real. Chevrolet y el Juncos no utilizaron el dispositivo de potencia extra en todo el día.

Canapino se midió en pista con jóvenes de interesante recorrido y formación en monopostos. Vips manejó el auto de Graham Rahal, autorizado por la categoría a utilizar elementos de titanio para compensar el peso del piloto titular, que mide 1,91 metros. El peso mínimo del auto no fue modificado para ajustarse a lo reglamentario y la diferencia de peso entre Vips y el argentino oscilaría en las 50 libras (23 kilos aproximadamente). En IndyCar, hay una décima de diferencia por vuelta cada 10 libras.

El arrecifeño lamentó no haber podido aprovechar cada vez que se calzó un juego de neumáticos nuevos. En total, el múltiple campeón argentino tuvo a disposición cinco sets de gomas con brillo. El ingeniero del equipo cometió un error al calibrar los neumáticos en los juegos 3 y 4. Salió con 5 libras menos de presión. Un equivalente a 300 libras de espirales aproximadamente.

Canapino giró con un auto muy vidrioso en el momento óptimo de la jornada. Su mejor tiempo incluso no fue en una vuelta limpia, tal como se puede ver en la cámara on board que el equipo publicó en sus redes sociales que fueron justamente las más veloces del día. Y apenas puso el último set, el quinto, sobre el final de la tarde cayó una llovizna que no le permitió acelerar para buscar su vuelta de referencia.

A esta altura, el joven Armstrong ya hacía dos horas había terminado de girar por no soportar físicamente la exigencia de su primera prueba. Mientras estuvo en pista, en condiciones similares que Canapino, con neumáticos usados de unas 30 vueltas, fue 7/10 más lento que el argentino. Incluso, en varios tramos del día, y con condiciones similares de neumáticos y sin potencia extra, el “Titán” fue el más veloz de los que giraban.

Los tiempos del cronometraje no explican las condiciones. Blomqvist y Vips lograron sus mejores tiempos, bajando dos segundos los registros que venían marcando hasta ese momento. Clara señal del uso de las gomas nuevas junto al accionamiento durante toda la vuelta del “Push To Pass” (unos 60 HP extras).

Apenas hizo un trompo en todo el día con un coche extremadamente indócil con neumáticos mal calibrados. Y solo se le detuvo el auto en pits en el primer intento de salida a pista. Illot debió reiniciar su coche más de una decena de veces en su primera experiencia el año pasado.

El equipo aun se encuentra procesando mucha información que arrojó el test de Canapino, que servirá para la evolución de los autos del Junco Hollinger Racing para la temporada 2023. El monoplaza blanco y verde ya fue despachado en Miami. Allí aguardará a ser embarcado en un vuelo que llegará a Buenos Aires, el 28 de octubre.

Canapino está listo para las exhibiciones en la Argentina. Y en los Estados Unidos dejó una grata impresión en los boxes de Sebring.

Recibir mas informacion sobre
La verdad sobre la prueba de Canapino en IndyCar

Lo mas leído

Destacadas

TC2000

Ver todas

Turismo Carretera

Ver todas